La Fundación Mujeres y el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto organizan una gala lírica en Alicante para seguir ayudando a los niños víctimas de la violencia machista.

¿Qué ocurre con los hijos de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas?¿Quién se ocupa de ellas y de ellos a largo plazo cuando dejan de estar en el foco mediático?

Soledad Cazorla Prieto, la primera mujer Fiscal de Sala contra la Violencia sobre la Mujer, cargo que desempeño desde 2005 hasta su muerte en 2015, siempre mostró preocupación por los huérfanos de la violencia de género. Tras su fallecimiento, su familia, con la creación de estas becas, ha querido dar respuesta a ambas preguntas.

Su marido, Joaquín Tagar y la presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, destacan que estos niños no solo quedan olvidados sino que en muchas ocasiones portan un injusto estigma. Son los hijos de la víctima, pero en muchas ocasiones también son los hijos del asesino. Y eso, hay quien no se lo perdona.

Por una parte, ante el olvido de estos menores por parte de las administraciones y por otra parte, ante la losa que deben arrastrar, la fundación ya ha concedido sus primeras becas destinadas a cubrir gastos educativos.

Para sufragar sus actividades, cuenta con el apoyo de empresas y de ciudadanos particulares y también organizan eventos como la gala lírica que tendrá lugar el próximo jueves, 18 de octubre, en el Teatro Principal de Alicante.

«The Tenor Gala» es un recital que reunirá a cuatro tenores: Fabio Armiliato, Vicente Ombuena, Albert Montserrat y Ramón Criado Mateos, quienes actuarán junto con la Orquesta Filarmónica de Alicante.

Esta es la conversación que hemos mantenido con Joaquín Tagar y Marisa Soleto. Pincha sobre el enlace!

https://play.cadenaser.com/widget/audio/085RD010000000095211/271/?sec=widget&vista=v3#